Manifiesto en condena a la represión sufrida en Huesca.

Fotografía del Diario del Alto Aragón
previa a la entrega del manifiesto.
 
Reproducimos el manifiesto impulsado por la asamblea de estudiantes de Huesca, de Teruel, las asambleas de facultad de Zaragoza varios colectivos estudiantiles, del PAS y la junta del PDI y Marea Verde Aragón entregado ayer al rector exigiendo una respuesta en condena a la represión que sufrió el movimiento estudiantil en Huesca el 15 de octubre.
Las asambleas y colectivos estudiantiles de la Universidad de Zaragoza condenamos enérgicamente los hechos acaecidos el martes 15 de octubre en el campus de la Escuela Politécnica Superior de Huesca con motivo de la visita oficial de Letizia Ortiz, Dolores Serrat, Luisa Fernanda Rudi y Gustavo Alcalde al Instituto de Educación Secundaria Pirámide.

Consideramos ilegítimos e ilegales los seguimientos, identificaciones, cacheos, coacciones e intentos de detención preventiva a estudiantes miembros de las Asambleas Universitarias de Huesca que fueron efectuados por la Policía Nacional la tarde del 14 de octubre.
Entendemos que el despliegue policial en el interior del recinto y edificios del campus es, además de intolerable, una flagrante violación de la autonomía universitaria. Esa mañana pudieron contarse hasta cinco furgones, docenas de antidisturbios, unidades caninas y una decena de agentes de paisano en el interior del espacio universitario.

Denunciamos el trato vejatorio y desproporcionado sufrido por los y las estudiantes, quienes fueron sometidos a identificaciones, cacheos indiscriminados, registro de vehículos y retenciones físicas con las que se impidió el acceso al recinto universitario. El abuso policial llegó al extremo de irrumpir en una clase, de donde se obligó a salir a un alumno para someter su vehículo a registro, provocando la suspensión de la sesión docente.

Consideramos la actuación perpetrada por la Policía Nacional una violación inaceptable de los derechos de manifestación y reunión así como de la libertad de expresión. En la jornada referida, se retuvo a grupos de personas para evitar la celebración de una concentración pacífica convocada por los estudiantes y acordada con la Administración de la Facultad en el interior del recinto universitario.

Ante la gravedad de los acontecimientos inéditos en la historia reciente de la Universidad de Zaragoza, exigimos al Rectorado un pronunciamiento público, claro y contundente sobre los hechos relatados y que aclare qué medidas van a tomarse para que estos hechos no se repitan, de manera que se cumplan los acuerdos existentes acerca de la entrada de la policía en el espacio universitario.

Así mismo, exigimos la inmediata dimisión de María Teresa Lacruz Lázaro, Subdelegada del Gobierno en Huesca, última responsable de estas prácticas represivas preconstitucionales, puesto que es ella quien imparte las directrices a la Policía Nacional en la provincia de Huesca.

Por último, lo ocurrido el día 15 es un precedente inadmisible para nuestra Universidad ante el que la Comunidad Universitaria no puede ni debe permanecer impasible. La Universidad es un lugar para el estudio, la reflexión, la crítica y la libertad donde no cabe ni la represión ni otras prácticas típicas de regímenes dictatoriales.

16 de Octubre de 2013

Firman: 
Asambleas Universitarias de Huesca, Zaragoza y Teruel.  
Frente Estudiantil y Social 
Sindicato de Estudiantes Independentistas y Revolucionarias d´Aragón.
Universidat Independentista.
Colectivo de Estudiantes Progresistas de Aragón.
Purna
Chuntos Entabán
Junta de Personal de Administración y Servicios
Babel- PAS.
La Algara-PAS.
Marea Verde Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *