14N: Crónica de la jornada de huelga.

Desde el Frente Estudiantil y Social queremos transmitir cuál fue nuestra visión de la huelga general del 14N en Zaragoza, así como nuestra valoración de la misma.

La huelga general en Zaragoza ha estado marcada por la gran cantidad de gente que la ha secundado, siendo muy superior a las anteriores tanto en la paralización de la producción como en el apoyo en las calles.

A las 7 de la mañana empezó el piquete informativo en la universidad. A pesar de las amenazas de ciertos grupos ultraderechistas el piquete fue masivo, formado por dos centenares de estudiantes con o sin afiliación política así como compañeros trabajadores que acudieron a apoyar el paro universitario. Salvo momentos de tensión aislados, no en vano la derecha había estado calentando el ambiente, la jornada discurrió tranquilamente y los esquiroles, tanto de los profesores como del alumnado, fueron muy escasos.

A las 11 se salió de la universidad en una manifestación hacia el
Paraninfo que reunió a 2.000 personas, mientras la Marea Verde, la Marea
Blanca y estudiantes de Enseñanzas medias marchaban hacia la delegación de educación con otras 10.000. En la Gran Vía se nos unía la columna de la EINA, con otro centenar de personas. En Paraninfo acabó nuestro recorrido. El centro de Zaragoza ya bullía, paralizado ante la cantidad de gente que había salido por la mañana a apoyar la huelga de los trabajadores. Columnas subían desde cada barrio o sindicato.

La manifestación que a las 18:00 partía de la plaza Reina Sofía, fue una muestra de la fuerza que progresivamente va cobrando la lucha al margen del sindicalismo amarillo. Sin percances en su transcurso, parecía que nunca iba a parar de entrar gente en la Plaza del Pilar (Arainfo la cifra en 30.000 personas), donde al acabar varios sindicatos de clase leyeron sus manifiestos.

En definitiva, el FES valora muy positivamente la huelga general en Zaragoza,
siendo una demostración de una clase trabajadora que se está organizando ante
las embestidas del capitalismo neoliberal. Como colectivo, sentimos haber
pasado nuestro bautismo de fuego y prometemos seguir trabajando en los centros
de estudio y en las calles.

¡Luchando, creando, poder popular!
¡Viva la lucha de la clase obrera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *