Solidaridad con lxs detenidxs del Gamonal en Zaragoza

El 10 de Enero de 2014, el barrio burgalés de Gamonal se puso en pie y dijo no. ¿El motivo? A ojos de unx espectadorx miope, el motivo fue la decisión del ayuntamiento de realizar un boulevard en la Calle Victoria, uno de los principales ejes de la ciudad. La magnitud faraónica de la obra, la manera de obrar despótica del consistorio, la absoluta carencia de motivos y necesidades que cubría la operación, la conversión de unas 300 plazas de aparcamiento gratis en un párking privado. Un cócktail de ingredientes rancios y repititvos que terminaría diseminándose durante los siguientes días en forma de protestas callejeras y represión, secretarios de Estado contando la misma narrativa de siempre (“comandos itinerantes”, antisistemas de Erasmus guerrilleros, etc), migraciones de furgonetas de la UIP de todas partes del Estado hacia el núcleo del conflicto.

Gamonal podría haber sido una historia más, circunscrita al entorno local y sus problemas, utilizada como entretenimiento en los medios de comunicación gracias a la fuerza de las imágenes y grabaciones que nos llegaban. Pero todxs comprendimos más allá de las explicaciones que nos tarareaban en los partes informativos. Todxs podíamos comprender y empatizar con la situación de lxs vecinxs de Gamonal, escuchamos al barrio diciendo que no y nos fundimos en su grito. Estábamos cansadxs de gobiernos municipales con aroma a habitación cerrada, de caciques jugando al monopoly con nuestros barrios, de las detenciones arbitrarias, de la criminalización de la protesta callejera. Entendimos que Gamonal podría ser Delicias, Sants o Lavapiés, que su lucha era nuestra lucha, y en la atonía generalizada que había en el estado español, el germen de Gamonal se fue extendiendo a multitud de ciudades.

Zaragoza fue una de las que respondió de forma más contundente:

El día 17 de Enero, más de 2000 personas salimos a la calle en solidaridad con la causa de Gamonal. La protesta terminó con una gran represión policial y cinco detenidxs. Como siempre, la lupa de la opinión pública se centró en el conflicto, en la vistosidad, el impacto inmediato y de olvido precoz, sin atender a las causas profundas y estructurales que motivaban esas marchas. Las causas capaces de vertebrar un movimiento común en tantas ciudades, capaces de dar voz al malestar de muchxs. Las causas que no hemos olvidado y que nos mantienen en pie.

Otra vez más, vemos cómo el Estado, en su intento de criminalizar la protesta, pretende encarcelar a manifestantes detenidxs aleatoriamente aquellos días.

Este jueves 18 de junio, a las 10:00 de la mañana (se ha quedado media hora antes), se celebrará en el edificio de Los Fueros el juicio por las personas que fueron arrestadas, quienes han sido imputadas por desórdenes públicos y para las que se piden dos años de cárcel. Si nos atacan por luchar, responderemos luchando.

¡Ante su represión, nuestra solidaridad!
¡Nos tocan a unx, nos tocan a todxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *